“Neiva le tiene que apostar a la sostenibilidad”

Transformando el barrio José María Carbonell
octubre 16, 2019
El líder que le coloca ‘el corazón’ a su barrio
octubre 18, 2019

“Neiva le tiene que apostar a la sostenibilidad”

Actualmente el municipio de Neiva tiene diversas potencialidades que lo pueden conducir a ser un territorio competitivo en la región surcolombiana. Marwin Victoria Tamayo, arquitecto de profesión y quien ha estudiado sobre estos temas en el exterior, habló sobre el camino que se debe trazar para ser una Ciudad con desarrollo sostenible.

Neiva, visto a nivel nacional e incluso a nivel internacional como un atractivo turístico, ha orientado sus esfuerzos para promover iniciativas como la “Ruta de la Achira”, encaminada a hacer recorridos de aproximadamente 16 kilómetros sobre el río Magdalena para mostrar a través de un tour la gastronomía y productos tradicionales del Municipio, consolidando a Neiva como la capital del río Magdalena.

“Incentivar proyectos para fomentar el amor por nuestro territorio e incentivar mucho más el turismo, mediante la articulación del río Magdalena con la Ciudad, sería una gran ventaja, por ejemplo, podemos reconstruir el Malecón, hacerlo agradable y que dignifique al opita, sumando la recuperación del Parque Isla, logrando con ello, conectarlo con la ciudad, llevando todo a una promoción del ecoturismo para el disfrute de lo que tenemos”, afirmó Victoria Tamayo.

Precisamente este tipo de proyectos se tienen que aprovechar, según Marwin, para potenciar y estructurar un desarrollo sostenible, una apuesta de la que ya se está hablando desde la academia.

“Si hablamos de la ubicación geográfica de Neiva, podemos hablar que Neiva es la entrada al sur colombiano, entonces tenemos una ventaja enorme y no hemos sabido potencializarla. De esta manera, podemos decir que Neiva es una ciudad entre ríos, y como las grandes ciudades del mundo viven y estructuran su economía y su turismo a través del afluente, todo se dinamiza, ahí tenemos un gran potencial con los cuerpos naturales”, expresó Victoria Tamayo.

“Hay que cambiar el chip para definir el rumbo de la Ciudad, siempre acorde al desarrollo”

En este sentido, para Marwin, quien ha estudiado sobre desarrollo sostenible en el exterior, se le debe apostar a este tipo de temas, no desconociendo que debemos ir paso a paso para no cometer errores en el camino.

“Neiva le tiene que apostar a la sostenibilidad, además que es la única manera de que se empiece a ver calidad de vida y bienestar social. En ese sentido, debemos apostarle a que Neiva sea una ciudad sostenible, para eso se tiene que hablar, que somos conscientes de nuestras potencialidades. Hay que cambiar el chip para definir el rumbo de la Ciudad, siempre acorde al desarrollo”, apuntó el arquitecto.

Pedagogía, aspecto relevante

En este proceso para consolidar a Neiva como un atractivo turístico, los esfuerzos desde la academia se han hecho pensando en formar a las personas. “La sostenibilidad habla de reinventarnos, pero para lograr ser sostenible, hay que hacer pedagogía, los temas de educación ambiental son fundamentales, por ejemplo, podríamos enseñarle todos los objetivos de desarrollo sostenible a la gente para inculcarles esa cultura ambiental, logrando con ello, generar conciencia sobre lo que pasa en nuestro entorno”, sostuvo Victoria Tamayo.

En este sentido, el arquitecto, quien ha liderado este tipo de iniciativas desde su experiencia como docente, propone que se debe innovar para promover iniciativas en los productos insignias de nuestra región.

“He conocido experiencias de empresas que por medio de los residuos del café crean 1.000 subproductos, como ropa de café y joyas, entonces uno se pregunta, Neiva, que es la capital de un departamento que produce el mejor café especial del mundo, cómo no puede hacer lo mismo, tal vez haciendo cosméticos, ropa, zapatos, artesanías, entre otros subproductos”, aseveró Victoria Tamayo.

Reforestación, práctica necesaria

La reforestación se ha convertido en una actividad muy recurrente en los últimos años en el municipio de Neiva, siendo liderada por la Administración Municipal y por comunidades que la han sustentada por estudios nacionales e internacionales que dan cuenta que es necesario implementar este tipo de prácticas por sus diferentes beneficios, tales como la contribución que tiene para disminuir el calentamiento global, sumando los aportes que tiene para la limpieza del aire.

“Expertos han indicado que si Neiva quiere equilibrarse ambientalmente, necesita 200.000 árboles. Todo esto va sustentado en estudios que nos dicen que en 300 años no va a haber árboles, entonces es necesaria la reforestación para no dejar morir nuestro hábitat. Siguiendo esta línea, considero que se puede ir más lejos y sembrar 1 millón de árboles para asegurar nuestro futuro, haciendo de Neiva una ciudad verde, convirtiéndose en una fábrica de oxígeno, fauna y flora”, aseguró Victoria Tamayo.

Finalmente, Marwin Victoria concluyó reflexionando sobre la importancia de este proceso para combatir el cambio climático: “Podemos salvar a Neiva con la reforestación, bajando con ello los niveles de temperatura y generando estrategias para mitigar los efectos devastadores del cambio climático”.